Uber y sus consecuencias

Los taxistas reclaman el cierre de la aplicación Uber en nuestro país

La última huelga de taxis ha desatado la polémica sobre las consecuencias de aplicaciones como Uber en el sector del transporte privado. Lo usuarios han puesto de manifiesto que las valoraciones están divididas. Por un lado, están los que piensan que la aplicación actúa dentro de la legalidad y que es un avance en el servicio del transporte. Por otro, se encuentran los taxistas y los que defienden al gremio, que aseguran que el taxi es una garantía de seguridad, y que el servicio de Uber es competencia desleal.

¿Un problema tecnológico?

Además de hacer referencia a los precios del taxi, algunos usuarios hablan de avance tecnológico inevitable y falta de adaptación por parte del sector. “Als taxistes potser els aniria bé preparar-se per conviure amb Uber. Veurem que no passarà molt de temps perquè ells també se’n facin usuaris. Els taxistes tenen por a una nova eina tecnològica”, asegura ‘Fidriko’. A lo que otro usuario, ‘JordiBcn84’, que es taxista, responde: “Els taxistes no tenim por a cap avanç tecnològic, de fet tenim molts més que ells, des d’aplicacions, passant per radioemissores, gestió de flotes, 112, gps de flotes, etc”.

Es precisamente este argumento el que también rebate ‘Andrés’: “Quien quiera ver que la oposición de los taxistas de Barcelona a aplicaciones como Uber se debe a un tema tecnológico, está muy equivocado. Los taxis de Barcelona -explica-, además de disponer de una flota con una edad media envidiable (coches modernos y tecnológicos), están dotados en su mayoría del cobro con tarjeta, y muchos de ellos están suscritos a apps que permiten pedir taxi vía smartphone como Hailo y MyTaxi”. Además, añade “apps que a nivel tecnológico son exactamente iguales que Uber, pero sí respetan los principios de legalidad. La oposición se debe a que la aplicación Uber es un reducto del cobro en negro”. Este mismo usuario lanza una pregunta: “¿Queremos mantener el estado del bienestar? Pues no apoyemos a empresas que basan su actividad en la evasión de impuestos o la prestación de servicios al margen de la ley bajo la falaz etiqueta del transporte colaborativo”.

El precio, una de las claves

Una de las principales razones que motivan las quejas de algunos usuarios son los elevados precios del servicio del taxi, a lo que los taxistas responden alegando que es un problema externo. “Si los taxistas tuviésemos un descuento del 50% en el carburante y pagáramos el seguro del taxi como un particular, no los 800€ de un terceros (y sin grúa), si no tuviéramos que pagar cada año 53€ por actualizar las tarifas del taxi, si la ITV pagásemos el 50%, yo estaría encantado de que rebajaran el precio del taxi al 50%”, explica ‘MaximoTaxi’. ‘Franchu’, otro taxista, expone: “Yo, como taxista, defiendo las tarifas a precios populares, estoy en contra de suplementos y subidas innecesarias”.

4 JULIO, 2014PUBLICADO EN: DESTACADO, NACIONAL

Deja un comentario